Con el fin de fortalecer las bases y acentuar el trabajo con los futuros talentos en la ciudad y la zona, la Comisión Directiva de la Asociación Marplatense de Voleibol decidió que la categoría minivóley se incorpore a la tira de competencia para todos los clubes. En efecto, comenzó a trabajar con intensidad desde hace más de un mes la subcomisión de minivóley, integrada por Juan Ignacio Forastiero, Agustín Rodríguez, Natalia Serrano y Santiago Fiorelli.

En el marco de las actividades proyectadas para todo el año, surgen como pilares fundamentales las jornadas competitivas en formato de tira, la captación en las escuelas y la articulación institucional mediante reuniones de delegados.
En este sentido, ya se llevó a cabo una jornada entre Mar Chiquita y Cedetalvo, se puso en marcha una nueva escuela de vóley con 23 chicos en Don Bosco y se llevó a cabo la primera reunión de delegados de minivoley de todos los clubes, junto con la subcomisión de mini de la asociación marplatense.

Entusiasmados por el inicio de trabajo, los integrantes de la subcomisión comentaron que “el objetivo es calendarizar los encuentros de los próximos tres meses, buscando además de la jornada obligatoria, la competencia en forma de encuentro masivo donde se puedan anotar todos los clubes, los polideportivos, y las escuelas de iniciación que hay en Mar del Plata y todas las escuelas de mini pertenecientes a ciudades como Miramar, Coronel Vidal, Balcarce, Necochea, Mar de Ajo, Villa Gesell o Tandil”.

Además, confirmaron que este mes “se realizará una nueva reunión de delegados donde se reevaluarán y definirán las normas y el reglamento de los encuentros” y que se continuará “con el ingreso del vóley a más colegios y clubes”.

Captación en Don Bosco

Uno de los puntos más importantes de este nuevo proyecto es el ingreso a los colegios. Luego de una reunión con el presidente de Don Bosco. Pablo Fiorelli, ante la mala situación del club, se planificó un plan de ayuda desde la captación para sumar nuevos deportistas. En dos semanas de captación, encabezada por Agustín Rodríguez y Natalia Serrano, se trabajó intensamente llegando a todos los cursos en edad de minivoley y Sub 12. Los resultados fueron buenos y se conformó una nueva escuela de vóley con 23 chicos, lo que abre un buen panorama para el futuro de la institución que busca rearmarse tanto en la rama femenina como también la masculina.